Acústica: un tema para estudiar

En oportunidad de su visita a nuestra casa, conversamos con el Ing. Antonio M. Méndez, Director del Laboratorio de Acústica y Luminotecnia (LAL) dependiente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires. El LAL funciona desde 1980 en la localidad de Gonnet (próxima a La Plata).

UTecNoticias: ¿Cómo ve la realidad argentina en el tema Acústica?

Antonio Mendez: Si hablamos en cuanto al ruido de vehículos automotores, yo creo que es lamentable lo que está pasando. Por ejemplo en el caso de los ómnibus, los más nuevos, estos de piso bajo, son los más ruidosos de todos! En estos momentos parece que no hubiera ningún tipo de control.

UTecNoticias: Y en cuanto a las construcciones, ¿se tiene en cuenta la acústica en Argentina en el momento de proyectar los edificios? En el caso de hoteles, auditorios, por ejemplo...

Antonio Mendez: Yo no estoy tan seguro de que se tenga en cuenta. En general se construye, para el caso de oficinas u hoteles, por ejemplo, un gran ambiente vacío; y luego comienzan a hacerse particiones, que generalmente se hacen con placas de yeso; el material es bueno, pero se falla en la colocación, aparecen errores constructivos; entonces partiendo de un material que acústicamente es bueno, como estos paneles de yeso, el resultado es muy malo, por deficiencias de colocación.

UTecNoticias: Conociendo la realidad de otros países latinoamericanos, cuál es la situación de Argentina en este tema?

Antonio Mendez: A través de un trabajo de muchos años, actualmente el instituto IRAM tiene entre 50 y 60 normas publicadas sobre Acústica. Me da la sensación que otros países como Chile y Brasil están bastante lejos de eso. Y digo porque he recibido consultas de brasileños por ejemplo, que me piden que les mande la lista de normas que tenemos acá en Argentina, para ver cuáles son las que a ellos les pueden estar faltando. Desde ese punto de vista estamos bien. Donde veo que la cosa está fallando es en la enseñanza.

UTecNoticias: ¿Por qué se da esta situación?

Antonio Mendez: En la Argentina nadie hace cursos de Acústica. No se enseña Acústica. Digamos, haciendo un poquito de historia: en La Plata, que es donde yo más conozco, los ingenieros electrónicos hasta hace unos diez años atrás tenían un curso de electroacústica. Es lógico: alguien que se va a dedicar a la parte electrónica tiene que saber cómo sonorizar un teatro, una sala; pero claro, en ese curso empezaban aprendiendo acústica, vibraciones, etc. Ese curso con el transcurso del tiempo desapareció y ya no existe más. Por lo que sé, creo que solamente en la Universidad de Buenos Aires se mantiene ese curso de electroacústica para los ingenieros electrónicos. Pero creo que es opcional. En Rosario probablemente también exista esa cátedra. Y luego en Arquitectura, los estudiantes sí tienen en su programa algo de acústica, que desgraciadamente casi siempre va enganchado con otras cosas más. Por ejemplo: “Instalaciones eléctricas, de ascensores, y acústica”, o cosas por el estilo, donde finalmente a acústica le dedican un mes en todo el desarrollo del programa.

UTecNoticias: ¿Cómo funciona el LAL?

Antonio Mendez: El laboratorio tiene en principio dos fines: hacer investigación en acústica, pero también hacer servicios para la industria, para reparticiones del gobierno provincial, etc. El LAL fue construido siguiendo al pie de la letra un proyecto de lo que debe ser un laboratorio de acústica: me refiero a que posee todas las salas de medición necesarias; por ejemplo todos los materiales que se utilizan en la industria de la construcción (paredes, puertas, ventanas, tabiques) pueden medirse en esas salas, determinando cuánto aíslan. Cuenta con otra sala donde se puede medir la absorción de materiales, cosa muy importante porque todos los tratamientos acústicos de cualquier local se hacen en base al uso de materiales absorbentes. Luego tenemos una sala anecoica. Si tratáramos de describir una sala anecoica, sería aquella donde todas sus superficies internas son muy absorbentes del sonido, por lo cual cuando uno genera un sonido dentro de esa sala, no se produce ninguna reflexión; es decir el comportamiento del sonido es como si se estuviera en el espacio libre.

UTecNoticias: ¿Existen otros laboratorios así en el país, tan completos?

Antonio Mendez: Si bien existen fundamentalmente otros dos laboratorios importantes, ninguno tiene las características de ser tan completo como el LAL, en el sentido de que, como ya mencionábamos, este fue construido especialmente siguiendo un proyecto de laboratorio de acústica.

UTecNoticias: ¿Qué servicios está en condiciones de prestar el LAL?

Antonio Mendez: En la parte de acústica, fundamentalmente estamos capacitados para medir las propiedades de los materiales, como decía anteriormente, estudiar el aislamiento que un dado material posee para el sonido, o estudiar la absorción de los materiales absorbentes, que desde ya son dos propiedades totalmente diferentes. Una cosa es aislar los sonidos y otra cosa es absorber los sonidos, propiedades que no siempre son bien interpretadas. Como casi todos los laboratorios que trabajan en acústica en el mundo, tenemos también la posibilidad de trabajar en vibraciones. La acústica y las vibraciones están muy unidas, porque al final el fenómeno físico es el mismo. La acústica es una parte de las vibraciones, que incluye las vibraciones audibles. Si bien hay distintas formas de clasificar estas ciencias, podemos considerar la acústica como una parte del estudio de vibraciones, que comprende a las que van desde 20 hertz a 20,000 hertz .

En la parte investigación, una de las actividades que realiza el laboratorio -ya que dependemos de la CIC-, es recibir permanentemente becarios que van a trabajar dentro del laboratorio y por consiguiente desarrollan temas de investigación relacionados con el área.

UTecNoticias: ¿Cuáles son las industrias que requieren sus servicios?

Antonio Mendez: Depende de cuáles sean los temas; si pensamos en el tipo de estudio que se hace sobre elementos en los cuales se determina cómo soportan vibraciones, la industria que más recurre a nosotros es la del automóvil; generalmente los autopartistas, aquellos que fabrican elementos que después van a ir a las empresas terminales. Si pensamos en la parte de mediciones de aislamiento acústico, son más demandantes las empresas constructoras.


N de la R: entre el LAL y el Grupo de investigación Análisis de Sistemas Mecánicos (GASM) de la Facultad existe un convenio de cooperación recíproca por el cual se ha finalizado recientemente un trabajo de acústica de aulas cuyas conclusiones han sido aceptadas para publicación en forma de "paper" en la revista inglesa Building Acoustics.